Dentro de las conclusiones del estudio se destaca cómo los problemas de acceso a dispositivos, cobertura de redes de internet así como las competencias y habilidades dificultan el tránsito al comercio electrónico, que no puede ser la alternativa para todos los empresarios.

El CREPIB, junto con varias entidades del departamento entregaron recientemente los resultados de una encuesta que se realizó a más de 1.000 empresarios en todo el departamento de Boyacá para conocer los efectos que ha tenido la pandemia y las medidas de aislamiento social en sus negocios.

El documento (disponible aquí para su descarga) revela que cerca de un 45% de los empresarios vió una reducción importante en sus ventas y que el período de recuperación tras la pandemia puede ser superior a tres meses. Se estima que durante el mes de mayo, debido a las restricciones de liquidez y efectivo, un 24% de las empresas no pudo cumplir con obligaciones como el arriendo, los servicios públicos (21%) o los créditos bancarios (21%).

Al preguntarse por la intensidad de las emociones (ansiedad, miedo, optimismo, preocupación) la opinión de los entrevistados refleja incertidumbre. Apenas un 4% de los empresarios está trabajando al 100% de su capacidad.

Para Miguel Castillo, investigador del CREPIB participante del estudio “no podemos estimar aún cuántas empresas cerrarán definitivamente; el comercio abre y cierra de manera intermitente pero este será sin duda un golpe muy fuerte para los micro y pequeños empresarios que, al volverse vulnerables, son invisibles a una parte importante de las acciones de política pública”. El documento también presenta un resumen de las medidas tomadas en América Latina frente a la pandemia, una sección de políticas fiscales y monetarias en Colombia y una última con las acciones locales propuestas por el Gobierno departamental.

El 29 de Julio la Comisión Regional de Competitividad e Innovación de Boyacá organizó un webinar con la presentación de resultados que puede ver aquí.